lunes, 9 de febrero de 2015

Mimar a las blogueras

Una simple pic, un selfie de los que uno se hacía cuando lo trataban de locuelo, y haciendo,el locuelo, además, ya que fueron día post Ryder y de eso ya han pasado más de dos años. La foto es con my dearests Patricia Hannigan (Golf Girl) y Stacy Salomon (Golf 4 Begginers), mis dos blogueras yankis favoritas, con las que jugué en aquel campazo de Ritcher Park.

Días de encuentros en los USA.

Lo importante no es la foto, si no la conversación que tuvimos, y que vino a ser algo así como 'tú, que eres un rubiales cagapañales, además de por tus rizos, eres nuestra envidia (más que sana) por haber conseguido una acreditación para una Ryder... una acreditación¿?¿ algo que nosotras no hemos conseguido, como tales, ni para un torneo de la PGA'... recuerdo que fue entre el hoyo 7 y 8 antes de dar un tremendo filazo a un lago enorme cuesta abajo que hay y fue Stacy la que puso especial énfasis en el asunto. Pat estaba a otros asuntos.

Bueno, que escribo esto porque me alegro mucho, muchísimo, de ver a Patricia y Stacy, en el elenco de blogueros que la gente del ATT ha decidido convocar bajo el hastag #ATTProam en el National Pro Am de Pebble Beach para celebrar su 30 aniversario  y promocionar por esa vía, la de las redes sociales, el evento. Así que se las llevan para allí a las dos, como a unos cuantos bloguers, periodistas y famosetes más, para meter buzz, o eso que ahora se llama ruido de marca en las redes sociales.

Cartel promocional del ATT.
Vamos, como la RFEG con los Open de España, por ejemplo. Igualito. En el mundo del golf español apareces, aún hoy, manejando conceptos como el de buzz o influencer e igual te llevan al loquero mientras editan una revista, dos catálogos y, por supuesto, ponen un anuncio a página en algún medio nacional. Que te lo digo yo.

En fin, ahora es la Belinda la que se muere de la envidia, reinas, y espero que a lo largo de toda la semana disfrutéis como merecéis y, por supuesto, nos lo contéis todo como lo estáis haciendo ya, que lo que es yo (y creo que muchos), prefiere seguiros a vosotras que a la oficialidad, siempre tan correcta y rimbombante, allá, casposa y rancia, aquí.

Besito y buena semana gentes del golf.

viernes, 9 de enero de 2015

A vueltas por Madrid... y su golf (y 2)

La segunda parte de mi estancia pre navideña a Madrid la dispuse para hacerle una visita a un gran amigo y mejor persona, Iñaki Bel. Para un golfo que funciona a base de metro y bus, llegar a El Estudiante Club, su campito artificial de 9 hoyos y las magníficas instalaciones en las que está Iñaki y Golf y Cia, me costó lo mío. Afortunadamente, el bueno de Iñaki me puso un buen plato en uno de los high value places del sitio, el Restaurante Jose Luis, y consiguió dejarme doblado mientras hablábamos de golf.

Sitio precioso, gran cancha.

Pese a que el reclamo de El Estudiante Club esté siendo el fantástico funcionamiento de Club de Padel y Tenis, y que para gente normal, y no pelanas como yo, aquello está a tiro de piedra de Alcobendas, el golf es la gran apuesta de gente como Alfonso, CEO del lugar, Elena y Conrado, de Golf y Cía, y la Escuela de Nacho Garrido y todo el entorno de buen golf que en esa coqueta parcela se han montado.

Bonitas vistas.

De hecho, nosotros tuvimos allá un atardecer de escándalo. Muy apacible todo.

En El Estudiante Club todo muy nuevo, aseadito, ordenado, medido y espaciado, en un recinto muy cuqui en su zona de prácticas, y muy pro en su escuela, shop y servicios que ofrecen, además con el 'acoplamiento' de Golf y Cia como partner en la atención de ese flujo permanente de golfistas que circulan por el noroeste de Madrid.

Iñaki, grande.

Después de ya unos cuantos años conociendo a Iñaki, su trayectoria profesional, su pasión por la parte más técnica del material, y el montón de experiencia y horas acumuladas ante tantos y tantos clientes, como tú y como yo, que han encontrado un alivio en sus consejos, pues me alegré mucho de verle bien, con esa tensión buena propia de la incesante actividad y de que las cosas funcionen desde la paz, y la luz... que en eso de dar luz, ésta criatura lleva mucho voltaje.

Todo tipo de material.

Ahora sólo falta, Iñaki, que te lances a compartir todo eso con nosotros de manera periódica y con la visibilidad que merece,y desde ti, en primera persona. No. No me lo repitas, que ya me lo dijiste mientras nos comíamos esa colosal tarta de zanahoria en el José Luis: ahora, con tus cuatro pequeñajas y el trabajo, todo eso es imposible... tranquilo, sigue reteniendo experiencia, que ya crecerán las ladies, y yo haré que te retires en mi canal de golf como experto para todo el personal del golf que te quiere tanto como yo. Aquí queda escrito. No sé cómo no se ha dado cuenta aún ningún productor de tv hasta ahora.

La tarta de zanahoria del Jose Luis.

Mientras, nos conformamos con lo que vais publicando en el blog de Golf y Cía, que es muy interesante si estás preocupado por las cosas de material, novedades e innovación y todas esas cosas de las que habláis con tanta propiedad como sabéis. Además, todo muy bien compartido en la redes sociales y esas cosas. Como debe ser.

La próxima vez, que nos sentaremos con más calma, con más gente, y después de haberle sacado un par de chuletas a ese course de 9 holes, además de otras más sabrosas a Luis, tu amigo chef del Jose Luis, y que también nos atendió, yo pongo el confeti, que me va más que lo del fittin.

Muchas gracias por todo, chicos, os veo pronto de nuevo. Tenéis más fotitos en el FB.

Buen día gentes del golf.

jueves, 8 de enero de 2015

A vueltas por Madrid... y su golf (I)

La víspera de navidades estuve de visita por Madrid en unos intensos días previos a lo que se veía venir en fechas posteriores: el glotonerio y desfase padre, como efectivamente, lo han sido de manera generalizada durante estas pasadas semanas. 

Por cierto, Feliz Navidad, Feliz 2015 y todas esas cosas tan propias de las fechas pasadas, y valga la parquedad de la celebración de las fiestas para transmitir todo un modus operandi de cara al 2015: como la cecina, folclore escaso, poco circo o teatro (que para eso ya me he metido en un musical), y a ver si es sin perder la jovialidad ni la alegría, vamos al magro de los asuntos de una santa vez.

Cancha del Centro de Tecnificación de la FGM.
El viaje a Madrid creo que va a dar más que para un post, porque entre unas cosas que buscaba, y otras que me encontré, la cosa dio se si, y me sentí bien tratado y mimadico por la gente del golf en la capi, que es al fin y al cabo lo único que quiere el Belindo.

Además, espero que esa costumbre que tengo por echarle pulsos al conejito de Duracell cada vez que voy a esa ciudad a medir nuestras fuerzas, y demostrarle que la luz y el empeño pueden bastante más que su alcalinidad, pues algún día nos traiga sus frutos. Y frutos de verdad, claro. Estamos en ello, que diría aquel. 'Tranquilo hijo', diría, si lo tuviera, mirando a lontananza desde un tee de blancas: 'todo va a salir bien'.

Aquí te pillo, y aquí te retrato, Mari Carmen y Antonio.

La cuestión es que, sin quererlo ni beberlo, me di un gran tourné de tres días con visitas a unos cuantos enclaves golfísticos de primer orden en la capi: la Federación de Golf de Madrid y su Centro de Tecnificación, Estudiante Club y todo lo que Golf y Cía y mi amigo Iñaki Bel tienen allí. Me lo enseñaron todo, todos. Y es lo que os iré contando.

También estuve en una oficina, en la mejor, y que me encanta: la de Golfspain, la de Serrano 20, departiendo, depurando y programando con el operador en golf, turismo y tecnología number one la Expo de #paintinbelindos que haremos en este primer trimestre de 2015. Como siempre, me trataron como a un marqués.

Un verdadero placer, Sir Barquero.
Para un chico de provincias como yo, la Federación de Golf de Madrid es un tinglado del patín, y tiene una sede muy cuqui. Junto a un montón de Federaciones Deportivas más  de la Comunidad comparte instalaciones en el llamado antiguo Parque de Sindicatos, pero como ya se sabe que estos del golf ocupan un 'poco bastante', pues allá, al fondo, está el paraíso: el Centro de Tecnificación, su mega cancha y zona de prácticas varias y un coqueto recorrido de 9 pares 3 que completan un paraje de ensueño con bien poquita edificación dedicada a oficinas, y almacenajes varios.
Campito para hacer diabluras.
Que la Belinda no se encuentre con conocidos del golf en Madrid como Mari Carmen Martín dando bolas no es novedad. Lo que si me gustó es el ambiente que se respira por allá (mucha gente mayor y criaturas con sus palitos yendo y viniendo, y eso que es invierno) y, sobre todo, un staff de oficinas, el de la FGM, entregado a lo suyo, que es lo nuestro, allá donde el Manzanares todavía es un riachuelo tierno e inofensivo.

Un placer de selfie, Henar, Maria Acacia y Alfonso.

A muchos ya los conocía (Henar, la dircom, Alfonso, gerenciando, Nacho, deportivamente...) pero a otros no, especialmente a Antonio Barquero (la prolongación del vuelo de la bola y John Jacobs en Madrid), Bárbara o todas las chicas que gestionan ese día a día de casi 90.000 licencias y 33 clubes... que es lo que mueve esta Fede, así por dar grandes magnitudes.

El trabajo que lleva desarrollando la FGM por el golf en la Comunidad siempre ha procurado tener el mismo talante: el de la apertura y acceso al gran público, pese a tener que lidiar con una 'masa social' de clubes y golfistas de lo más variopinta. En esas instalaciones han iniciado al golf a más de ocho mil personas en la última década y, la verdad, que vas allí y... nadie te pide nada. Ni carnets, ni preguntas, ni vallas de acceso... nada. El golfista se siente en casa.

Las chicas de la FGM.

Tenéis un amplio reportaje fotográfico en FB y a ver si no me duermo en los laureles y os completo la otra parte de la tourné, con la visita a Estudiante Club y Golf y Cia, y de lo que por allí anda haciendo un grande, el Big Bel, mi amigo Iñaki.

Buena semana e inicio de 2015 gentes del golf, aunque ayer y hoy el asunto #CharlieHebdo nos tiene a todos, especialmente los que dibujamos e ilustramos, un poco pachuchos.

martes, 2 de diciembre de 2014

Borja Superstar

El pasado finde me eché un cafelito de esos largos, pausados y reposados de mañana lluviosa y festiva en Pamplona, con Borja Virto, nuestro mejor rookie del año en el golf español, algo que representa un orgullo si eres navarro y juegas a golf. Sin lugar a dudas. Orgullo, Proud en inglés. Y con eso de que es de casa (Club Castillo de Gorráiz, como yo) y, además, extremadamente majo, la cita era imprescindible, aprovechando que lleva unos días tranquilos por casa.

Primera victoria como pro de Borja.

Además, y después de contemplar como a lo largo de estos últimos días tampoco le habían hecho un LP (Long Play, que así llamamos los plumillas a las entrevistas con un poco de fundamento) como su gesta merece, me apetecía 'un poco bastante' que me contase de primera mano como había sido este fantástico primer año como pro y, por ende, nos contase a todos con pelos y señales, cómo sabía esa guinda del pastel a una fenomenal temporada y que ha sido conseguir entrar en el European Tour vía una durísima Escuela. Si, es como llegar a la Champions del Golf Europeo.

'Fueron unos días increíbles, muy tensos y largos los del PGA, porque el formato de la Escuela es así, pero tal y como empecé, bufff... el último día fue realmente fantástico, sentí la presión y la adrenalina, pero la buena, se me puso piel de gallina camino del green cuando vi dónde había dejado el hierro 6 último antes de hacer el birdie y soltarlo todo ya', me cuenta Borja mientras vacía el sobre del Cola Cao en el vaso. 'Todos los que estaban cerca mío sufrieron mucho más que yo', afirma, 'pero ha sido un final de año que no me lo podía ni imaginar'.

El premio, en forma de tarjeta condicionada en T15 con C19 invitational (lo pongo de chufla porque hay que ser ingeniero, además de golfista, para llevar bien todo el tema de los rankings, tarjetas, entry lists y esos asuntos... si un golfista fuese senador o diputado, tendría tres asistentes sólo para esos asuntos).

'Da un poco de vértigo', comenta. 'Para mi el año era bueno consiguiendo estar en el Challenge, porque con ese objetivo empecé el año, jugando Alps y Challenge y pensando que si hacía bien las cosas debería quedarme ahí sin problemas. Dos victorias ya estaban muy bien, pero la Escuela ha sido un colofón genial', dice Borja.

Miembro de lujo del Pro Spain Team de la RFEG.

El salto hacía arriba, sustancial. La 'txartela' de Borja le permite estar en 25 torneazos seguro, y que empiezan a la voz de ya! el próximo 9 de diciembre en Sudáfrica. A partir de ahí, carretera y manta, en forma de avión-hotel-campo-hotel-avión-campo combinados en n-1 posibilidades a lo largo de cuatro meses por la senda del asiático que coge el European Tour. Adiós Papá, Adiós Mama, es decir, José Angel e Idoya, vais a echar en falta al chiquitín.

'Vienen días en los que hay que ser muy organizado, ya me he tomado este año todo muy en serio en mis rutinas en los torneos, pero ahora hay que ver muchas más cosas y no despistarse. A la hora de calentar cuando llegas, jugar la vuelta, descansar, soltar y otra hora de trainning... voy a tener que meterle un poco más de físico, porque la exigencia en ese sentido cada vez es mayor, pero estoy seguro que me hago. Lo importante es disfrutarlo y saber que es lo qué estaba persiguiendo', asiente Borja con una media sonrisa. Da gusto ver al chaval con esa tranquilidad.

Momento del LP.

Con este panorama golfístico a cualquiera se le pondrían los pelos de punta por la exigencia del cambio y lo superlativo de lo que se le viene encima, así dentro de un par de semanas, pero la perilla barbilampiña de Borja, nuestro Borjita, sólo se afila cuando te habla cómo consiguió ese birdie en el 18 de PGA de Catalunya para pillar la tarjeta, o a la hora de soñar en voz alta con la ilusión de hacer una de esas vueltas de -7 que te coloque, así un jueves, en boca de todo el European Tour en este prometedor 2015 que asoma. El equilibrio y la sana pausa que transmiten las palabras de este joven pamplonés, se transforman en mirada penetrante y sonrisa pícara cuando sale el winner que lleva dentro.


Italia, paso importante.
Como a muchos otros, estas ilusiones vienen acompañadas de preocupaciones si sale el tema de los costes, los sponsors y todo lo que eso representa. Pero también ahí Borja está empezando a pensar de otra manera. Y usa un buen simil: 'De la misma manera que jugar a estos niveles me ha obligado a usar mucho la cabeza en el campo, a pensar los golpes mejor, a buscar bien las oportunidades, y sabes bien dónde puedes o no puede fallar, creo que con estos temas hay que hacer lo mismo. Ahora todo parece gasto y los números dan vértigo, pero luego lo miras de otro lado, y si entras en un par de cortes, vas sumando, la cosa ya cambia también, y así habrá que ir yendo, poco a poco, sabiendo que tengo unas mínimos cubiertos, con la ayuda del Pro Spain Team y la RFEG y que, a partir de ahí, todo lo que consiga me lo tendré que trabajar, y mucho a nivel de sponsors, patrocinadores, dar visibilidad a mis cosas y todo lo que a día de hoy implica estar a esos niveles de competición y de profesionalidad', afirma tajante Borja sin mover una pestaña.

En un Interclubes con Gorráiz, en Ulzama.

Siendo sincero, para los que somos de Navarra y hemos visto ya a más de una década de cantera y grandes golfistas en proyección, tampoco tenía por qué ser Borja Virto el que iba a ser el primero de la FNG en pisar el European Tour. Si enumero los hermanos Erice, Ion García Avís, los Galindo, Errea, David Borda, Jesús Legarrea y otros tantos nombres de la chavalada, Borja estaba entre ellos. Y quizá lo tiene todo, nada de mucho y un poco de todo, en su perfecta proporción. Y si ya venía lanzando buenos mensajes, en esta primera temporada de pro ha crecido mucho, un montón.

'Este año he notado mucho la mejora en el juego largo', dice con claridad meridiana. 'Mucho más sólido y centrado, fallando menos, o mejor. Eso siempre te permite ir más tranquilo por el campo. Pero la diferencia ha sido el putt. Ahí es donde más he trabajado y ganado. Los tiro con confianza, rodando bien, con mucha mejor técnica, y a la vista están los resultados', afirma con rotundidad Borja mientras juega con el azucarillo, y yo le hablo de las compañías en los viajes. 'Este año estar con Jesús por los circuitos, y también en la parte de entreno con Jesús Mari, y todo el equipo que les rodea de 'fisio', 'trainner' y 'psico' me ha ayudado mucho, los he tenido muy cerca y cuando los he necesitado, así que seguiremos por ese camino', confirma.

Primeros pasos como pro, hace un año, en Gorráiz.
Conseguir ser 'uno de los nuestros' en el European Tour no va a ser fácil, aunque quizá el tema empiece por caer en gracia a la gente del camión de Cleveland Srixon para que te den buen material y mejores consejos, así como contar con un buen caddie y una visión mucho más práctica de todo esto del golf. 'Estos empiezan a ser temas delicados', dice Borja mientras se recuesta en la silla desde la que habla plácidamente, 'porque las decisiones ahí, quitan o suman golpes, eso es algo que he podido ver este año cuando he tenido buenos caddies, por ejemplo'. Ser símpatico, humilde y majetón tiene la ventaja de que te buscan, así que no parece que 'la criatura' vaya a tener problemas para tener un buen escudero o material de calidad.


'Estoy in', último día de la Escuela.
La conversación con Borja se alarga conforme avanza la mañana, hablando de las mil y una historias. Me quedo con una que le define. 'Cuando perdí en Santa Marina salí muy decepcionado, porque perdí de manera inhumana, venía de mi primera victoria, pero a los pocos días me di cuenta que era precisamente lo que me hizo ganar días después en Italia. Haber gestionado esos picos así es lo que marca la diferencia', cuenta Borja para resaltar el aspecto psicológico y emocional que se esconde tras una año donde ha tenido de todo. Saber coger lo bueno es la clave.

Estos días los de casa le estamos tributando a Borja nuestros pequeños homenajes, como esta entrada. Además, estos días se echará una partidita desde blancas con sus más fieles seguidores de Gorráiz para compartir historias como estas, y que a todo el mundo se le caiga la baba viendo pegarle a la bola. Porque aunque le zurre como el Borjita de siempre, ya nunca lo será. Una tarjeta, la European Tour, tiene la culpa. Bendita culpa, Borja.

Very proud, muchas thanks por el LP y la mejor de las suertes para esta temporada 2015.

Os dejo las principales referencias informativas de Borja en las redes sociales, y de lo hecho este año, que hay que seguirle y estar atentos a lo que vaya contando. El #BorjaETinside molaría mucho, Sr. Virto (que es como desde ahora deberíamos llamarle todos, al menos los golfistas navarros, aunque él no quiera y su padre, tampoco).







NOTA. Resulta obvio que el título de esta entrada esta pervertido por mi próxima participación en el Musical 'Jesucristo Superstar' en Pamplona el próximo 19 de marzo con el papel de Sacerdote 3. Ya os contaré la historia, pero es que me venía que ni al pelo y mi subconsciente me traiciona a veces.

viernes, 14 de noviembre de 2014

Otra de bucaneros

Lo primero es lo primero, y ahora toca escribir en modo express para aclarar, reflejar y cerrar, espero, un episodio que empezó ayer con 'Una de piratas' y que ayer mismo también acaba con este 'y otra de bucaneros' (que tampoco anda uno como para titulares demasiado brillantes).


El día de ayer fue intenso y pasaron cosas, muchas, aunque fundamentalmente, una, y para mi, muy importante: que me llamó Jaume Timoner al mediodía y estuvimos hablando un buen rato largo. Telefónicamente. No lo habíamos hecho hasta ahora. Me pidió disculpas, se las he aceptado, y yo también se las pedí a él, y hemos estado conversando, desde la sinceridad, ambos, de nuestras cosas, del asunto del paint, en concreto y, en general, de cómo está todo esto del golf y la vida, aquí y allá.

A media tarde me ha envió un resguardo de pago, y ahora, con un poco más de calma, y las emociones y las reflexiones bajadas del Dragón Khan, intento recapitular y sacar la lectura correcta de todo esto delante del teclado.

No me siento bien, porque nada de lo publicado debería haber pasado, ni quizá haberse publicado siquiera, pero una vez que pasan las cosas, no vale borrar, no vale esconderse, no vale mentir... no queda otra más que darles cara y seguir, siempre hacia adelante. A mi, como navarro, no me enseñaron, ni me sale otra cosa.

Jaume no está pasando por circunstancias personales ni profesionales fáciles. Al igual que muchos en esto del golf y la comunicación, es difícil mover y apostar por un trabajo diferente y visible. Tienen sus riesgos, y hay veces que las cosas salen, se gestionan, mejor o peor. Está claro que está vez me ha tocado a mi el lado feo. También está claro que cuando me ponen en ese lado soy capaz de mandar a la guardería a Bonnie o a Clyde, o a los dos juntos si hace falta. Pero no es bueno, ni adecuado, extrapolar, y mucho menos todo esto, con las cosas que pasen en Pula Golf, o de las cosas que publica cada uno en sus redes. Es de cafres.

En todo caso, creo que este sentimiento de tristeza (tranquilos todos, mañana, disipado ;o), no se encuentra en lo escrito hasta ahora, ni siquiera en sus protagonistas concretos, tú y yo, Jaume. De hecho, he cobrado el paint, que era lo que quería, y necesitaba. Debería estar más contento.

Pero no. La desazón viene más bien de 'lo general' que 'de lo personal', de ver, comprobar y sentir, también en primera persona, cómo nos enzarzamos entre gente que, al fin y al cabo, estamos (o deberíamos estar) todos en el mismo lado, el del #ilovegolf, y andamos, literalmente, a hostia limpia, o viendo, como puedes comprobar todos los días si manejas información y observas la realidad que te rodea, a un montón de gente, de buena gente, intentado darle a esto del golf un poco de alegría y salero, importancia, en definitiva, a la comunicación, y al final, no abunden más que los disgustos, abandonos y fatigas insufribles.

No hablo en genérico, ni sólo de gente como Jaume y muchos otros. Nos conocemos.. Me vienen muchos nombres, el de de Mari Jose Moreno, el de Moisés Mi Blog de Golf, el de Miguel Angel Buil, el de Víctor Solo Reglas del Golf, el de Pablo GolfEspañol, los de los clásicos de toda la vida (Ovidio, Pablo, Javi Filazos,...) o, incluso, de aquellos que tienen la gran suerte de llegar a vivir en esto de comunicar en el golf como pueden ser los Óscar (Crónica Golf), David o Alejandro (Ten Golf), Mariacas, Palomos, Pluses y demás, a cambio de riesgos y jornadas interminables de trabajo por poder hacer lo que te gusta. Me dejo por el camino muchos nombres e historias, no sólo de los que quieren vivir del binomio golf-comunicación, sino de esa 'industria del golf' que esta tan pachuchica en este país.

Para finalizar, estaba intentando justificar el titular que le había puesto a la entrada, pensando más que en piratas, malos, feos y con pata palo, en la poética imagen a la que me trasladan los bucaneros y filibusteros, mucho más alineados en el compartir juergas y placeres que en pelear por el tesoro de la Isla. Ahí es donde me coloco, y espero, de verdad, que miremos hacia adelante, que vuelvas a la red, y todo sea como era antes, que mola mucho mucho más y, lo más importante, que todo era de verdad.

Te siento como un compañero en esto del golf, del comunicar y la red, Jaume, y te pido disculpas por no haberte tratado como tal en algún momento de esta historia. Espero que lo entiendas, que no haya ningún mal que por bien no venga y que, sobre todo, en lo personal y familiar, todo vaya lo mejor posible. Lo deseo de corazón. Y mucha suerte también en Pula con los eventos en las próximas semanas, son importantes.

Buen finde gentes del golf.

jueves, 13 de noviembre de 2014

Una de piratas

Andaba uno un poco desganado y despistado con esto de las entradas del blog, en una especie de astenia otoñal o preludio de la hibernación golfística con la que se anuncia el invierno, que llevo prácticamente un mes si escribir de golf. Ni del mío, ni del de nadie. Ná de ná.

También mentiría si dijese que no he escrito un par de cosillas, pero de esas blandengues y mal tiradas que acabas por descartar. Si, para darle a esto de la tecla, también hay que estar animado y que las cosas medio funcionen, algo que últimamente nos está costando un poquillo a muchos, y cada vez más, en este país. Hay que reinventarse, claro está.

Quizá la historia que os traigo aquí, y que he titulado 'Una de Piratas', también sea fiel reflejo, más allá de las personas y nombres concretos que la protagonizamos, de cómo están a día de hoy los business, al menos, en los tres ámbitos en los que yo me muevo, o llevo intentándolo, durante la última década, los cinco últimos años más intensamente: el golf, la comunicación y el diseño y/o la ilustración. Ya ves, como en botica, hay un poco de todo con tal de conseguir el pan cada mes.

Pero vayamos a los hechos, que al fin y al cabo, lo anterior no es más que literatura barata. Y los hechos que aquí traigo a colación tienen que ver con el encargo de un paintinbelindo que me hizo Jaume Timoner (@Taimonwoods en twitter) a finales de agosto, siendo por aquel entonces, y creo que hoy todavía, community manager en Pula Golf, Mallorca.


Dentro de esas bocanadas de aire fresco y buen rollo que este hombre se traía de unos meses a esta parte en las redes sociales con todo chichifú del mundo del golf, con el Belindus, como me bautizó, también, claro está, Jaume me pidió que le hiciera un paintinbelindo de su Pula Golf, con cierta prisa, además, que a ver si no tenía un boceto para 'enseñar algo' y que aquello iba a ser fantástico, como estaban siendo por aquel entonces las cosas en público y en privado.

Al mismo tiempo, ya que no nos conocemos personalmente, me contó en cuatro pinceladas su trayectoria profesional y pretensiones como comunicador y CM desde Alter Ego Mallorca, su agencia. Encontramos muchas, muchas, coincidencias, y me pareció todo genial: acordamos un precio, con regateo y rebaja, unas condiciones buenas (sin los formalismos ni anticipos habituales), y me puse, rápido y con cariño, a ello.

A partir de ahí, y tras entregarle boceto, pruebas y obra final a los pocos días, y continuando, como no, con el permanente éxtasis en la red, fue transcurriendo septiembre, y como una ola que iba el tema: que si tengo dos más para encargarte, que si faltan las aspas del molino, que si ponle #thegolfingexperience, que si me voy de vacaciones unos días... lo típico, lógico y normal en estos tiempos donde todo, o casi todo, va con retrasos.

Lo que no sé si es tan normal, quizá si, en estos tiempos también, es pegarse tres semanas, al final, todo el mes de octubre, con ordenes de ingreso dadas, transferencias hechas, justificantes que no llegan... y yo aquí y ahora, escribiendo este post, hasta las narices, sitiéndome engañado y ya harto de escuchar excusas, cómo no, con desplantes finales incluidos cuando aprietas porque empiezas a pensar que te están vacilando.

Hasta hace escasas semanas todavía estuvo haciéndome comentarios jocosos en mi muro de FB. Lleva un par de ellas mudo. Quizá es por esto. Quién sabe. Y lo último que sé de él fue como la Flores: se despidió de mi con el mensaje que decía 'está tarde te mandarán el justificante -de pago-, no quiero saber nada más. Gracias y suerte'. No está mal para un tipo que un día me dijo que 'quería ser como el Belindus en la red'. Esto es de locos.

Está todo escrito, en público y en privado, pero me parece poco pudoroso, impropio y endemoniadamente feo e innecesario tener que llegar a publicar esas cosas.

A lo largo de los últimos años he regalado, donado, apostado, compartido, malvendido, ido, venido, vuelto,... por y para mi trabajo, mis proyectos, mis ilusiones, de unas maneras que unas veces he contado, y otras no (la gran mayoría de ellas, por cierto) en todo tipo de formatos y circunstancias. Intento compartir alegría y no miserias, que de eso ya hay demasiado.

Como a todo el mundo en estos tiempos me he tenido que comer de todo como empresario, trabajador, autónomo o freelance que he sido, e intento ser.

Hasta ahí, no hay nada nuevo, y en ese camino seguiremos al igual que muchos otros y otras, seguro que el propio Jaume también, quizá, en una permanente carrera de obstáculos por algo tan sencillo, y tan complejo, como ganarse la vida con lo que crees que sabes hacer.


Añadir leyenda

Lo que NUNCA, NUNCA, NUNCA, me había pasado, y mientras tenga fuerzas y lucidez mental, tampoco pasará, es que alguien me pida expresamente un paintinbelindo, pactemos unas condiciones, se haga y se entregue, y no sólo se me quede esta cara de mono, si no que me haya pegado un mes amargado con una mosca más que cojonera dando vueltas y sacándome de quicio a diario. Y que esto quede de rositas?

Pues es que cada vez que me vienes a la cabeza, Jaume (y ahora, con toda la notoriedad del Invitational Nadal &Olazábal, que estáis promocionando tan bien, por cierto) esto es una tortura... me vuelve la mala leche, me miro al espejo y veo un chimpancé. La verdad que, un mes y pico después, lo llevo mejor, y aquí ya no hay mosqueo que valga, alguien no dimensiona las cosas. Y creo que no soy yo.

Me ha pasado en la vida, en la empresa, con la comunicación, en muchas cosas del golf, otros trabajos... Muchas veces, y el primero, he hecho muchas cosas mal, y me las he comido dobladas. También, en público y en privado. Pero he procurado dar la cara, y hacerlo con la mayor dignidad y alegría posible si he tenido que hacerlo. De hecho, aún ando en ello de mi última etapa como empresario. Pero esa es otra historia (y que algún día también será contada... de hecho, será una autobiografía y tiene título, el que va a durar la condena -'cinco años y un día'-, por querer emprender en este país).

Lo cierto es que, volviendo a los hechos, que se me va la wendy, con un paintinbelindo, un suceso de este calado no me había pasado nunca. Los he dado, regalado, compartido, copiado, mal reproducido, incluso quemado... pero así, simple y llanamente, estafado. Never.

Lo siento, Jaume. De los #paintinbelindo nos reímos yo y mi puñetera vida, por ser suave con  la expresión. Y te diré una cosa más: con esos doscientos (si, ya ves, una fortuna) que debes, hoy, a finales de este otoño de 2014, yo y tres más de los que vamos por el Comedor Social del Ayuntamiento de Pamplona por pura necesidad, nos montamos un festín de semana y media de contentos, chaval. Te aporto el dato por si quieres hacerte eco de ello en tu muro de FB, en el contexto de esos contenidos tan solidarios que sueles subir a diario y que tanto nos llegan al corazón. De hecho, con muy poco, creo que vamos a hacer cosas relevantes en los próximos meses en ese garito. Te recomiendo que sigas el hastag #comedorfacts y estés atento. Te gustará.

Aún y con todo, lo realmente feo, horroroso, peligroso, abominable, de auténtica temeridad y más propio de un templario de las cavernas, no está, creo, en lo hasta aquí contado. Que ya sabemos cómo anda el patio, y en el mundo del golf, que te contaré yo, morena.

No. Lo contado hasta aquí, le podía haber pasado, habrá pasado, pasará y estará pasando, a cualquiera. Y en unas dimensiones bastante más gruesas de las que aquí hablamos. Sin duda.

Para mi, lo único, lo singular, lo extraordinario, lo galáctico, lo sideral,... es 'lo demás'.

Y, ¿qué es 'lo demás', inlcuido este post, el corte del buen rollo y pasar a un escenario de suciedad y fealdad? Pues es te `pones serio', a mirar contrariado, del revés, como una vaca brava, y dices... oye, se están riendo a mi puta cara.

Porque a me gustaría pensar que ese campo tan majo que siempre me imagine que sería Pula Golf, lo es, y lo sigue siendo. No sé hasta que punto están al corriente de estas menudencias (nunca me quedó claro, de hecho), pero parece obvio que me calle, me la coma o la cuente, esta experiencia no me va a ayudar a pensar que son majos.

¿Serán todas las cosas así por allí? ¿Así se maneja unas cuentas profesionales y personal es de comunicación en el ámbito del golf? ¿En unos tiempos en los que hasta la señora de la limpieza vende imagen, es lo que quiere Pula Golf? ¿Todos estos meses de buen rollo a ultranza son, eran, entonces, una mera fachada? ¿Compraré un greenfee y me pasará lo mismo? ¿Qué está pasando aquí? ¿Dónde estoy? ¿Dónde cojones estoy? Houston, tenemos problemas, y no de cuatro o doscientos pavos, no. De los de verdad.

A mi, ver estos episodios de identidad digital y reputación corporativa, como profesional de la comunicación o su fuese propietario/gerente de un campo de golf, hacen que se me pongan lo pelos de punta. También como alguien que ya lleva un tiempo por estos greenes, los campos y la pelotita, y se pensaba que los 'kamikazes' tipo Fernando Cerro, Javier Salinas y otros artistas de la pista ya no existían, eran historia. Pues si, va a ser que si... aunque obviamente, hablamos a otra escala (aquellos van a pasar a ser 'divinos' tras las que liaron).

Aún así, en el fondo es lo mismo: ¿tanto trastear con el FB, el twiiter y ser los más majos del barrio, y no os hablaron nunca del refranero? si, aquello de que arrieros somos, y en el camino nos encontraremos, por ejemplo.

Y es una pena, porque si uno fuese de periodista serio, y no de indocumentado o un toca pelotas como es la Belinda, haría como Lou Grant, que esos si que eran plumillas y por una chorrada te empezaban a buscar información, y a hacerse preguntas, y a leer, y a tejer hilos, y a buscar las fuentes, e ir desde las noticias de los periódicos locales con registros en Pula Golf hace una década, a la sospecha y permanente adjudicación de torneos oficiales al campo en ese tiempo, a la 'Madrid Conecttion' que documentó en su día MiBlogdelGolf, o el próximo Nadal-Olazabal Invitational de finales de este mes que, por supuesto, organizan los herederos de Match Golf, Sega Golf... y, dices... bufff, voy a parar.

Ese no es mi jardín. En realidad lo único que me ha traído aquí es un paintinbelindo. Y ahí, lo siento Jaume, soy como Andreita y la Esteban: mato.

Me gustaría que este mega post no sonase ni a perrenque, ni a cuchillada trapera. Ni siquiera a algo personal contra Jaume. No lo es. De un tiempo a esta parte me ha pasado de todo, o casi de todo, y he aprendido a encajar, a olvidar rápido y mirar siempre mucho antes para adelante que para atrás. Y ha habido gente que me ha hecho cosas mucho más feas que tú, estate tranquilo. Pero, no sé, chico: me has hecho sentirme mal, fatal, así de sencillo, y aunque me duela publicar cosas feas como estas en el blog, siento que hago lo que debo.

Cada uno tiene sus canales de comunicación, y ya sabrá cómo los usa o deja de usar. En el fondo estás cosas nos hacen crecer y avanzar y conocer a las personas, y a nosotros mismos. Eso ya me lo has oído decir, Jaume.

Este post lleva escrito desde la última semana de octubre, esperando en el invernadero, con muchas dudas de si debía publicarlo o no. No me gusta hablar de estas cosas, me parecen muy serías, extremadamente serías, y no me gusta llenar el blog de asuntos feos. El golf y la vida tienen cosas mucho más bonitas para ser contadas y compartidas. Pero hay veces que esto es así, y si te digo la verdad, haber leído estos días atrás en el muro de FB de Pula Golf hablar al patrón me ha animado a darle al 'Publicar', sin dudarlo, además.

En el fondo debo darte las gracias Jaume por hacer que vuelva a sentirme libre escribiendo, a defender y a creer en lo que hago, digo y soy, y que siempre es lo que he intentado reflejar aquí en este blog, para bien o para mal. Las puertas siguen abiertas y el camino, por delante y recto, por hacerse... aunque tú sigas teniendo una cuenta pendiente por estos barrios.

Buena semana gentes del golf.

domingo, 28 de septiembre de 2014

La Ryder es nuestra: #goeurope!

Una mini entrada de urgencia para dejar constancia de la emoción e intensidad con la que hemos vivido a lo largo de todo el finde esta Ryder Cup del 2014 que se ha vuelto a quedar en Europa, merecidamente, y después de haber estado tres días pegados a toda aquella fuente de información que nos saciase de contenidos que llegasen de GleanEagles.

Esto es así: Go Europe!

Con la primera crónica de urgencia de Crónica Golf, y el vídeo del golpazo de Donaldson que quedará como recuerdo final y más significativo de esta maravillosa Ryder os dejo, que ya habrá tiempo a lo largo de la semana para recopilar, saborear y sacar alguna punta a todo lo que ha sido la Ryder de GleanEagles.



Así si que se empieza bien la semana, gentes del golf. Go Europe! ;)

martes, 23 de septiembre de 2014

Días de Ryder

Este es un post triste. Duro. Cargado de dolor, y que me está costando Dios y ayuda escribirlo, así como pasar esta semana: si. Es la semana de Ryder y no estoy en GleanEagles. No estoy de humor, y aunque lo intento con todas mis fuerzas nada más abro lo ojos cada mañana, conforme voy viendo toda la información que viene de allí, me pongo malo. Llevo poniéndome malo viendo que no, que, no que y que no hace un mes.

Lo siento, no puedo sentirme bien, llevo así un par de semanas, especialmente esta última en que las últimas y vagas esperanzas por repetir algo como la #ryderbelindo de Medinah se esfumaban.

Días de gloría.

No es que hubiese ido a GleanEagles en mucho mejores condiciones que hace dos años fui a Medinah, ni tampoco sería porque entonces tuviera más que ahora, no. No se han dado la única y principal circunstancia que debía darse: no he sabido sacar el proyecto de la #ryderbelindo adelante, y punto. Soy un zote. Así de claro. He tenido dos años y no he sido capaz. Aún tengo temas pendientes. Suspenso.

En Medinah todo fue especial.

Corren tiempos duros, ya desde entonces, para mucha gente. Para mi también, aunque procure no daros la turra con estas cosas, e intentar transmitir una funny and lovely way of live. Están siendo unos años de horror para sacar adelante proyectos de comunicación en el mundo del golf y, suerte con no verte arrollado otras circunstancias de la vida.

Paintin de un sueño.

He tenido un verano, como llamarlo, durito... y lo más importante para poder pegarte una panzada como una Ryder son la ganas. Y esas, están 'justicas', en mi y en muchos de los que podrían acompañarme como sponsors y patrocinadores. 

En el fondo, no pasa nada. Volveré. Es como si el capitán no te hubiera llamado ese año por estar bajo de forma. Porque hay que ir así, como debe ser, con un proyecto, algo que contar y muchas ganas que compartir. Ahora hay que ocuparse de otros asuntos, mucho más menudos y de 'a diario'.

El Milagro de Medinah, ojalá se repita.

Disfrutaremos de la Ryder como sólo un acontecimiento así merece, pegados a las pantallas de la TV y el ordenador, intentando captar todos y cada uno de esos mágicos momentos que envuelven un fin de semana así. Espero que haya milagro, y que el #goeurope retumbe por todo lo alto.

No quiero ser un penas. De hecho, no quería ni escribir esta entrada. Pero no era de recibo no hacerlo. Y gracias, que así me libero, y puedo disfrutar con un poco más de relax de esta Ryder que tan mal dicen que pinta para Europa. Ni caso. Ganaremos.

Buena semana gentes del golf, a disfrutar como nunca de lo mejor de 'lo nuestro'.

jueves, 18 de septiembre de 2014

Donde el golfista y el internauta confluyen: Golfnautas

El pasado lunes me lo volví a pasar genial en la quedada anual de los Golfnautas, una más que lovely cuadrilla de amigos, ejecutivos y chalados varios de la internet española, europea y mundial, y que entre otras convocatorias hacen un Invitational súper cuqui una vez al año convocando a gentes de bien, y del sector, que nunca está de más hacer un poco de networking.

Como siempre, espectacular La Herrería.

Este año, en la que era su séptima edición, repetimos en La Herrería (os garantizo que el mejor sitio donde se puede estar un lunes a la mañana en Madrid) pero la verdad es que Luis Esteban y Carlos Estévez, los dos golfnautas más culpables de todo el sarao, cada día lo hilan más fino, con mejores gentes a su alrededor (lo de los amigos Juan Dominguez, Marivi y Belén de ADTZ, como sponsor principal, y los demás patrocinadores, al quite de todo, fue espectacular) y así ellos pudieron estar relajadamente de un evento al que le ponen todo el cariño del mundo.

Todo muy muy cuidado.

De hecho, yo de mayor quiero ser como Carlos Estévez. No se puede conducir mejor, ya no una party de este pelo, si no, la vida, así, en general. Luis, Carlos, y todos los golfnautas: muchas gracias, espero que repitamos el año que viene.

Luis y Carlos, dos cracks.

También hubo mucho de eso, de reparto de tarjetas y apretones de manos, y del disfrute del mejor hoyo 19 posible: espectacular lunch de La Herrería en esa terracita, del mejor ambiente en la entrega y de mucha conversación y apretones de manos. El vídeo que ha realizado la gente de Playthenet bien lo refleja.


A mi, la primera vez que me hablaron de los Golfnautas pensé que estábamos hablando de que el golf había llegado a la Luna, de algo de Amstrong, el Apolo, o la guerra fría, pero resulta que no, que, además, la cosa tiene que ver con el golf + internautas. Ya hicimos algo con el logo y con el claim en año pasado, hay que ir contando esta historia de amor por el golf, la red, los amigos y el business de la única manera que posible: bien y compartida. Al tiempo.

Gran mañana de golf, chavales.

Otra de las grandes fortunas del día fue el fly que me tocó, esas cosas que en este tipo de torneos ni importa, ni sabes, hasta que llegas al tee. Fue fantástico compartir, y departir, con Óscar, Juanan y Gera una mañana de un golf notablemente mejorable, chicos, en lo golfístico, insuperable en lo conversacional. 

Os dejo unas pics en un álbum de FB y gracias de nuevo por todo, Golfnautas.

Buen día gentes del golf.